domingo, 21 de abril de 2013

Pan de soda


















Un pan de soda sin lácteos y sin trigo, que mantiene muy bien la humedad y tiene muy buen sabor. No lleva aceite ni azúcar. Pero no importa porque la leche de arroz aporta un ligero dulzor. Es un pan sencillo y rápido de hacer. Os diría que esperéis a que se enfríe del todo, pero.... no es necesario..... esperamos  a que se quede tibio y aprovechamos ese ligero calorcito para que la mantequilla se funda por encima.....










Ingredientes

60 gramos de harina de arroz
30 gramos de harina de mijo marrón o trigo sarraceno
15 gramos de harina de garbanzo o soja
50 gramos de harina de tapioca
 1 cucharadita de moka de sal
 1 sobre de soda el tigre
------------------------------------
1 cucharada sopera de semillas de lino enteras
1 cucharadita de postre colmada de copos de patata
1 cucharadita de postre colmada de cáscaras de psilio
--------------------------------------------------------
250 ml de leche de arroz (o agua) tibia
    3 cucharadas de zumo de limón

Preparación

- Preparar un molde redondo con tapa, de unos 15cm de diámetro (es un pan pequeño).  Lo forramos con papel de hornear. 
- Precalentar el horno a 200º. 
- Colocar en el molinillo de café todos los ingredientes del segundo grupo junto con la harina de arroz del primer grupo. Molerlo hasta que quede lo más fino posible.
- Incorporar el resultado a la mezcla de harinas restantes, del primer grupo. Es importante que quede todo muy bien mezclado. Para ello  podemos utilizar el accesorio mezclador de la batidora o si no un bote de vidrio con tapa donde lo agitaremos todo un rato.
- Una vez bien mezclado colocar toda esta “harina” en un bol y se va añadiendo el vaso de leche de arroz (250ml). Con una cuchara sopera se mezcla todo bien pero rápidamente para aprovechar al máximo la efervescencia de la soda y que no se desbrave con demasiado manoseo.
- Finalmente se añade el zumo de limón y se mezcla tambien. Si  la masa queda muy seca, se añade un pelín más de leche, pero de pizca en pizca. La masa debe quedar suelta y tierna pero que se pueda coger con las manos suavemente para enharinarla, darle forma y ponerla en el molde, sin que pierda las burbujas de la soda.

Ya en el molde y antes de introducir en el horno, se pueden hacer unos cortes en cruz sobre el pan.

Horneado: (indicaciones aproximadas según mi horno..)
Primeros 15min 180º. sólo calor inferior. TAPADO
30-40min. 180º. Calor arriba y abajo. TAPADO
15min. 150º calor arriba y abajo. DESTAPADO

Y ya lo podemos sacar. Lo dejamos unos 10 minutos tapado en el molde para que conserve humedad. Despues lo sacamos y dejamos enfriar ligeramente.





Comentarios
- Es importante que el pan quede bien cocido. Si no, aunque quedará super esponjoso, ligero y tierno (y dura unos cuantos días así) sabrá y olerá a harina cruda y resultará bastante indigesto, ya que no ha habido fermentación ni nada que facilite nuestra digestión posterior. Especialmente si usamos harina de garbanzo.
- La soda del tigre utiliza bicarbonato y ácido cítrico, su efervescencia es previa al horneado así que hay que ser rápido en el manejo de la masa.... 
- Esta soda debe mezclarse bien con las harinas antes de añadir los ingredientes húmedos, porque si no, si se añade al final (que es como solia hacerlo) el ácido cítrico se oxidará irregularmente, y la miga quedará con manchas oscuritas. 
- Si usáis harina de garbanzo probad de tostarla ligeramente antes de usarla. Desprenderá un aroma muy agradable y resulta más digestiva.
- Lo mismo con las semillas de lino.... éstas mejoran muchísimo el sabor si se tuestan (ligeramente!) en la sartén antes de usar. 

Por último, comentar brevemente que esta receta es mi minúscula aportación a todas las mamás con hijos autistas que siguen una dieta estricta sin gluten, sin caseína y sin otros muchos ingredientes. 










Feliz domingo a todos!


domingo, 14 de abril de 2013

Brownie de remolachas

Esta receta es una adaptación de la que podéis encontrar en daily bites. Es rápido de hacer y queda muy bueno. La almendra molida le da el toque tierno, la remolacha el toque dulce y jugoso. Es una buena combinación. He aprovechado que el resultado es de color oscuro para probar como endulza la hoja de stevia molida.

Ingredientes
1 cucharada sopera de aceite de oliva
1 cucharada sopera generosa de miel (2 o 3 si no se usa stevia)
1 huevo
1 cucharadita de postre rasa de hoja de stevia en polvo
2 cucharadas de cacao puro en polvo
30gr de fécula de tapioca
30gr de harina de soja, garbanzo, amaranto o la que tengáis a mano.
60gr de almendra molida
1 cucharada de semillas de sésamo tostadas y molidas (o de crema de sésamo)
1/2 taza de remolacha fresca picada fina (usé 1 remolacha y media mediana)
sal, canela y vainilla.

Elaboración
1. Precalentamos el horno a 180º.
2. Mezclamos bien las harinas, cacao, almendra y el resto de ingredientes secos.
3. Batimos los ingredientes húmedos con la batidora, menos la remolacha.
4. Añadimos los ingredientes secos a la mezcla anterior.
5. Cuando este bien cremoso, añadimos finalmente la remolacha y seguimos removiendo.
6. Preparamos un molde-bandeja rectangular engrasado o con papel de hornear y vertemos la mezcla.
Que no tengamos más de 2 dedos de grosor!
7. Introducimos en el horno durante unos 20 minutos, o hasta que veamos que está cocido.
8. Dejamos enfriar y cortamos en porciones.

Observaciones
Es una receta que admite muchas variaciones. Se puede añadir una cucharadita de bicarbonato para añadir esponjosidad, o reemplazar el sésamo por otro huevo, cambiar las harinas....
...Y cambiar la remolacha por otra hortaliza, claro!!

La hoja de stevia en polvo le da un dulzor suave y se nota una ligera textura terrosa.... no esta mal, pero prefiero la miel o combinar miel y stevia líquida.

Feliz domingo!


lunes, 25 de marzo de 2013

Retomando el hilo del pan...





....Aprovechando algunos momentos de tranquilidad para retomar el hilo del pan natural...


Una breve entrada para compartir algunas imágenes de la última prueba. Nueva masa madre, y mismo proceso de otras veces.... sin yogur.

Hasta pronto!


lunes, 25 de febrero de 2013

Injera

El Injera es un pan plano tradicional de Etiopía. Aunque es cierto que se elabora a partir del grano de Teff convertido en harina, también se elabora tradicionalmente con sorgo o mijo, según la localidad donde se prepare y el cereal propio del que se disponga.


La receta que pongo a continuación es una adaptación en cantidades y también en utensilios de la que aparece en el anexo de este libro (lo veréis abajo del todo, al final del índice que aparece en la web) . He intentado de todas formas respetar la base de la receta, y la verdad es que ha funcionado bastante bien. Es un pan super digestivo.

En esta ocasión he utilizado una mezcla de mijo marrón y sorgo con fermentación natural. Os animo a que probéis con mijo marrón exclusivamente o con otras variantes o harinas que podáis utilizar. También os recomiendo que consultéis la receta original, porque es muy interesante.

Las cantidades de agua son orientativas. lo mejor es ir añadiéndola hasta comprobar la consistencia, y considerar la cantidad que se nos da como una referencia.
Ingredientes
300gr de harina de mijo marrón, teff o sorgo. (o mezcla)
250ml de agua
 25ml de fermento 

Preparación
·        Para preparar la masa, incorporamos 225gr de harina en un tazón
·        Añadimos 50ml de agua y amasamos bien a mano.
·        Añadimos 25ml de fermento líquido. Si tenemos masa madre natural, añadimos esa cantidad.  Si no es el caso, añadimos ¼ de cubito de levadura fresca disuelto en 25ml de agua.
·        Agregar más agua y amasar bien. Debe quedar como un batido.
·        Dejar así durante 48 horas en un lugar templado. Si hemos añadido levadura prensada, controlar al cabo de 24H ya que estas actúan más rápido que la fermentación natural. De todas formas, el resultado dependerá tanto del tipo de levadura como de la temperatura ambiente.
·        Cuando tengamos lista la parte fermentada, preparamos 75gr de harina en otro tazón.
·        Hervimos 85ml de agua y la echamos en la harina mezclando bien. Dejamos que la mezcla se enfríe hasta unos 50°C.
·        Echamos el batido en la masa fermentada.
·        Agregamos 100ml de agua y mezclamos bien.
·        La dejamos reposar 1 hora o hasta que se formen burbujas de aire. Tambien podemos dejarlo reposar de un día para otro.
·        Preparamos una plancha de crepes o una sartén mediana engrasada con papel de cocina. Engrasaremos cada vez que hagamos un injera.
·        Echamos algo de mezcla en la plancha untada y caliente y formamos un circulo plano (las primeras pruebas seguramente saldrán regular, pero al final se le encuentra el punto..)
·        Cuando comiencen a formarse agujeros en la parte alta del injera, cubrir con la tapa y cocer de 2 a 3 minutos. No les damos la vuelta. Cuando veamos que estan cocidas las retiramos y reanudamos el proceso.

Espero que lo probéis, que os guste... y feliz semana!!

domingo, 17 de febrero de 2013

Pastel de chirivias...(y calabaza)



























Apurando las últimas horas de la semana…. 
Os dejo algunos apuntes sobre el pastel de chirivías que preparé para la entrevista del sábado pasado. Gracias una vez más a  Pau y Clara de “Etselquemenges.cat” por esta experiencia y a todos los que a través de ella habéis mostrado vuestro interés por el blog. Bienvenidos!!

Esta receta la he hecho ya unas cuantas veces, y preparar las cosas es ya casi un ritual. Si no se tiene práctica en la cocina puede parecer un poco largo, pero como siempre, lo suyo es disfrutar también del proceso, no solo del resultado.

Os recomiendo que uséis únicamente chirivías. La combinación de las chirivías y las especias es fantástica. Yo no tenia suficientes y eché mano de lo que había por ahí… o sea: calabaza.

Bien, las indicaciones que vienen a continuación son tal y como yo lo hago. Primero preparo los ingredientes por grupos para ir incorporándolos después a la mezcla final. Y por eso lo he separado en cuatro grupos.

Entrando un poco en detalle:

1.  Mezclar los ingredientes secos. Reservar
2.  Preparar una mayonesa muy espesa con las 4 yemas,  el aceite, la sal y si os acordáis y tenéis a mano,  unas gotas de limón. Una vez lista, añadís la miel y la stevia y batís de nuevo hasta obtener una crema  homogénea. Reservar
3.  Picamos la chirivía. Añadimos unas gotas de limón para que no se oxide durante la espera. 
4.  Montamos las 4 claras a punto de nieve con una pizca de sal… y precalentamos el horno a 200º, con aire.

Ahora podemos empezar a preparar la mezcla del pastel:


A. Colocamos la mayonesa dulce (2) en un bol grande y añadimos la harina (1) en tres tandas. Al final  costará un poco.
B. Vamos añadiendo la chirivía picada y removemos hasta que quede todo bien integrado. A continuación incorporamos las claras montadas y mezclamos de nuevo con suavidad, pero que quede bien homogéno.
Vertemos en el molde, e introducimos en el horno que bajamos a 180º. Lo dejamos 40 minutos. Bajamos a 150 y lo dejamos 10 minutos más o hasta que al pinchar con un cuchillo salga limpio.
C. Y ya tenéis un pastel estupendo… para la hora del té, (por ejemplo….)

Los Asteriscos... y alguna cosilla más.
La mezcla de especias, no es más que una combinación de canela, jengibre, clavo, pimienta y nuez moscada. Podemos preparar una cantidad para guardar, por ejemplo 2p de canela, 1p de jengibre, 1p de clavos, 1p de bolas de pimienta y 1p de nuez moscada. Lo molemos en el molinillo de café. Esa parte (p) puede ser una cuchara, o un vasito de chupito, por ejemplo. Con el tiempo podemos matizar el sabor cambiando las proporciones a nuestro gusto.
La stevia. Las 5 gotas que he puesto son las que yo he utilizado siguiendo las equivalencias del botecito de stevia líquida que tengo. Pretenden sustituir a 125gr de azúcar adicionales. (la idea es mitad miel y mitad edulcorante concentrado). La stevia es un ingrediente relativamente nuevo y en estos momentos la stevia que tenga cada uno en su despensa tiene su dosificación particular, según marcas y tipo de preparado.   
Las claras montadas. Si casualmente tenemos harina de semillas de algarroba (goma garrofín) añadimos ¼ de cucharadita de postre a las claras ya montadas y volvemos a batir. Combinan muy bien y les dará mucha estabilidad y dureza. Importante incorporar después de montarlas.

En fin, creo que no me dejo nada. 
Bueno, que si preparáis el pastel de chirivías, espero que disfrutéis de un buen rato y de un buen bocado, como éste!

Feliz semana y hasta la próxima entrada!




lunes, 10 de diciembre de 2012

felices fiestas

A los que seguís este blog desde el principio, a los que lo acabáis de conocer y a los que aún estáis por llegar.... que el 2013 nos llegue repleto de oportunidades y nuevos caminos que descubrir.



martes, 6 de noviembre de 2012

un bizcocho de chocolate





...Muchos cambios, y muchas ganas de cambios también. Y entre cambio y cambio, entre cajas de traslado y entre cúmulos de cosas aun por etiquetar, me doy un respiro. Aun se puede encontrar algún resquicio de tiempo para preparar algún dulce que llevarse a la boca.

Todo es importante: pensar que vas a poner, crear el espacio para prepararlo, decidir que no irás con prisas a pesar del caos que te rodea, respirar, empezar y terminar.
Esta vez le ha tocado el turno a los calabacines, al cacao, las almendras y el amaranto. No tenía mucho donde elegir, porque todo lo demás ya estaba realojado... 

Tampoco estaban mis moldes habituales…, pero la necesidad despierta el ingenio....





Aquí  la receta, por si probáis:







Para prepararlo
0. Preparamos un molde de unos 18cm de diametro, engrasado o con papel de hornear.
1. Mezclamos los ingredientes secos: harinas, bicarbonato, especias, cacao y sal. Reservamos
2. Con la batidora mezclamos los huevos con el azúcar hasta que este muy esponjoso. Añadimos el requesón, el aceite y el licor y seguimos batiendo hasta obtener una crema suave.
3. Añadimos poco a poco esta crema a la mezcla de harinas y especias.
4. Finalmente, cuando este todo bien ligado, incorporamos el calabacín rallado.
5. Lo ponemos en el recipiente preparado y al horno! 180ºC 40-50 minutos aprox.
(tapar con albal los primeros 35 minutos)


 Algunos comentarios:
- Para conseguir una almendra molida algo más fina sin que la grasa la apelmace, añadimos un poco de harina de arroz en el molinillo junto con las almendras. El amaranto tambien lo molí en el molinillo de café.  Finalmente pasé toda la mezcla de nuevo por el molinillo. (por tandas!). Siempre controlando que no nos pasemos de tiempo, que nos quede una consistencia seca y no un engrudo...
- La cantidad de azúcar, como siempre, aconsejo aumentarla si os gustan las cosas más dulces. (hasta 120 o 150gr). El tipo de azúcar es el mismo que utilicé para el té de jengibre.
- Estos calabacines son de huerto y no son nada acuosos, pero según que calabacines uséis, recomiendo rallarlos y escurrirlos con una pizca de sal previamente.

El siguiente descanso fue, por supuesto, para tomarme un buen trozo de este
 pastel de chocolate!
......
Hasta pronto!